Reflexología podal y holística

12/6/2014
La Reflexoterapia podal consiste en la estimulación de zonas concretas en los pies, mediante la presión y masaje se actua indirectamente sobre distintos órganos, tejidos y condiciones de nuestro ser. 
 
Con ello se consigue una autorregulación en las funciones y por  tanto  mejora nuestros padecimientos, restablece el equilibrio energético. Con esta técnica terapéutica se pueden detectar alteraciones de salud en su estado más precoz por lo que es una forma eficaz de prevenir problemas más serios. Antes de que se manifieste físicamente el trastorno en nuestro cuerpo se refleja primero en la zona del pie.
 
En la reflexología Holística, se trabaja las localizaciones de los puntos reflejos de los chakras. Cómo reequilibrar los chacras a través de la reflexología, mediante la simbología de los dedos y de los pies y qué alteración emocional representa cada uno de ellos. La reflexología holística, tiene un gran efecto de relajación sobre el sistema nervioso, y de equilibrio energético. Se utilizan técnicas de gemoterapia, amoraterapia, cromoterapia y Flores de Bach para llegar al reequilibrio de la energía Chakra.
La reflexología podal nos puede ayudar en:
 
• Dolores de espalda (cervicales, dorsales, lumbares, sacro).
• Dolores articulares en general.
• Molestias digestivas. 
• Trastornos respiratorios, como sinusitis, alergias, bronquitis, asma. 
• Alteraciones en el ciclo menstrual.
• Cefaleas, migrañas y otros dolores.
• Tratamiento del estrés y nerviosismo.
• Alteraciones circulatorias, hemorroides.
• Mejora el insomnio.
• Favorece notoriamente la eliminación de toxinas del organismo.
• Se experimenta una distensión muscular profunda, sensación de relajación muy agradable y reactivación de las funciones en general.
 
Una sesión tiene una duración de 35 minutos aproximadamente