Reiki

12/6/2014
 

Sistema de Sanación Natural a través de las manos. Reconocido por la OMS, se trata de una terapia complementaria muy efectiva ante cualquier trastorno de salud. Ayuda en momentos de dificultad, durante estados depresivos o de desajustes psicosomáticos, en estados de estrés, o frente a problemas de insomnio, migrañas, etc…El reiki es una técnica terapéutica de canalización de la energía vital a través de la imposición de las manos, siguiendo los principios de la acupuntura, el shiatsu o la reflexología.

 

Para ello, el reiki aplica la teoría de los campos energéticos que recorren el cuerpo y, a través de las manos, equilibra esos canales y desbloquea la energía estancada que genera la enfermedad.

 

Según la filosofía del reiki, la enfermedad física, emocional, mental o espiritual surge cuando se bloquea algún campo energético. Al restablecer mediante la técnica del reiki el flujo normal de energía, nuestro cuerpo puede poner en marcha de manera eficaz su sistema de supervivencia y restablecer la salud y la vitalidad. Por esto, el reiki trabaja sobre los distintos campos con los siguientes beneficios:

 

Físico: Para mejorar cualquier dolencia del cuerpo.

Emocional: Para trabajar sobre problemas emocionales, insatisfacción, miedo, malestar, ira, etc.

Mental: Insomnio, estrés, etc.

Espiritual: Paz, armonía, felicidad.

 

TAMBIEN SESIONES DE REIKI PARA:

 

Reiki y los niños

El Reiki para niños no tiene contraindicaciones y sirve como complemento perfecto para tratamientos de la medicina tradicional que se estén tratando en ese momento. Al estar libres de prejuicio, dejan fluir la energía Reiki naturalmente, sin impedimentos y sin bloqueos.
Ayuda a superar la falta de motivación, concentración y atención, la timidez, la hiperactividad, la tristeza, la rabia, la ansiedad y el estrés, el asco, la falta de apetito, los problemas de sueño,  etc.
El Reiki beneficia mucho a los niños hipersensibles. Los “empodera” porque los conecta con la verdadera esencia de su ser. A veces nuestros hijos se sienten “distintos” del resto de sus hermanos, primos o compañeros de clase. No saben cómo encajar sus capacidades y su manera de sentir el mundo en una sociedad que aún no está preparada para acompañar a los niños evolucionados que viven en las familias de hoy.
En toda sesión con niños menores se estará en compañía de un adulto. En la adolescencia es distinto, ya que en esta edad son ellos los que suelen preferir que nadie esté presente en la sesión. Se están reafirmando y esta actitud es beneficiosa para ellos.

 

Reiki para bebés


Cuando se trata de bebés o de niños de corta edad es necesario adaptar las sesiones de acuerdo a su capacidad para quedarse quietos mientras se les imponen las manos. Es mejor que estén dormidos, para que estén más relajados.
En el caso de los bebés notarán mucha mejoría los que sufran cólico del lactante, inicio de dentición, otitis, trastornos de sueño, etc.

Reiki y Embarazo 

El Reiki es seguro en todas las etapas del embarazo así como en la preconcepción y en el postparto.
Recibir Reiki durante el embarazo es una garantía de equilibrio emocional y físico tanto para la madre como para el niño. El Reiki no tiene efectos secundarios, no puede dañar.
En las primeras etapas del embarazo mejora el sueño, alivia el estrés, las náuseas, el miedo, los cambios corporales, dolores lumbares, dolores de cabeza, ansiedad y todo tipo de síntomas desagradables que pueden aparecer en este período. El Reiki restablece la salud y el equilibrio de la madre y el bebé.